Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

 . .

Simón Cordero nos cuenta su experiencia

Fecha publicación: 23ENE2012

Mi experiencia “Drummer of Tomorrow”
Hace unos meses me enteré de la existencia del concurso internacional de bateristas “Drummer of Tomorrow” de Mapex a través de un folleto informativo que vi en la escuela de Londres donde estaba estudiando batería. Después de informarme más ampliamente decidí presentarme con muchas ganas y mucha ilusión ya que, en mi opinión, era una buena oportunidad de aprender y tocar la batería no solo para mí sino para compartir mi manera de entender la música con más gente y poder disfrutar de la experiencia de participar en un concurso de gran prestigio. Tras pasar la primera fase de selección me sentí muy motivado ya que se nos ofrecía la oportunidad de mostrar ese trabajo en directo en una selección final y todo ello con grandes músicos acompañándome. Durante varios días imaginé como iba ser la final y cuando llegó el día nada pudo ir mejor, buenísimos compañeros bateristas además de excelentes personas y estupendos músicos para completar lo que fue una tarde que, a pesar de los nervios de los allí presentes entre los cuáles me incluyo, fue inmejorable. Agradecí mucho las palabras de apoyo tanto de los organizadores del concurso así como los increíbles bateristas y músicos que completaban el jurado los cuáles nos animaron en todo momento e intentaron calmar nuestros nervios. Para mí fue una alegría enorme obtener el segundo puesto en la final no solo por el significado que ello conllevaba sino porque realmente fue una final muy dura y cualquiera podría haber obtenido mi lugar. Como premio, además de una joya de caja Black Panther Retrosonic, he tenido el placer de visitar las instalaciones de Euromusica Garijo, donde me he sentido tratado de una forma inimaginablemente buena y me han dado ánimos para ir a por todas en mi futuro laboral como batería así que me he reservado el derecho de seguir todos sus consejos… Espero que nuestra pasión por este instrumento siga por muchos años y que seamos los “drummers of tomorrow”